domingo, 1 de noviembre de 2009

Encuentada

Desde pequeña, cuando llegaba la noche mi madre me leía cuentos para dormir...mi abuelo paterno nos narraba sus faenas de campo en el llano y mi abuela materna nos contaba la historia del Táchira desde su propia vivencia.
Díficil, entonces, no crecer amando los cuentos y leerlos, escucharlos y después de grande contarlos.
Sí, soy una "encuentada", porque me encantan los cuentos y disfruto de la magia d ela palabra escrita y por supuesto contada.

1 comentario:

  1. Hola profesora, la felicito por ser motivadora y multiplicadora de tan bella acción que es la lectura. Usted a sido ejemplo a seguir para mí, además de que al escucharla leer los cuentos es de verdad sabroso, porque lo hace con tal entusiasmo que lo transmite.

    ResponderEliminar